martes, 12 de junio de 2012

Te escucho
Te miro de reojo.
Te observo.
Te veo que estás que estás cerca.
Te siento, te siento, casi que te huelo.
Tu sombra se aproxima.
Ahí, ¡Ahí!
Miro hacia el costado
y perfumada de tu olor
no te distingo.
Me hice ángel.
Me voy a soñar contigo otra vez